¡Bienvenido/a!

El Art Nouveau fue impulsado por un conjunto de ideales estéticos y un entusiasmo por la modernidad, aprovechando las posibilidades que ofrecían las tecnologías industriales y los nuevos materiales, y la combinación de una aspiración a la belleza con un meticuloso trabajo y un ojo para el detalle escrupuloso. El resultado fue una concordancia maravillosa de la arquitectura, el mobiliario y la decoración.

viernes, 6 de enero de 2012

CARACTERÍSTICAS PROPIAS DEL ART NOUVEAU


Para analizar las características del Art Nouveau tenemos que empezar desde la base. El termino Art Nouveau ya indica de por sí un espíritu de reforma, rebelión y libertad.  El origen de un cambio de movimiento artístico va en muchas ocasiones ligado con movimientos políticos destinados a acabar con el orden establecido, normalmente represivo como es el caso que se dio en Praga a finales del siglo XIX.  Así mismo el Art Nouveau como cualquier nuevo movimiento centra sus bases en una fuerte reacción contra los estilos predominantes en el arte convencional, especialmente cuando este es el único que se enseña y divulga en las escuelas y el que inunda las calles.

El primer principio importante del movimiento Art Nouveau el de tratar de  deshacerse de las distinciones entre las artes mayores y menores y el arte bajo y alto.   Para muchos artistas lo esencial era que el arte afecta y unificar la vida de la gente, no sólo en las pinturas de aceite caro en las paredes de los ricos o en los salones institucionales, sino en los objetos esenciales de su vida diaria, sus casas, muebles y vasos, los anuncios, cortinas e incluso rejillas de alcantarillado.   Incluso puramente objetos funcionales ahora en gran parte hechos a máquina y producidos en masa debe ser determinada por los poderes de arte decorativo.

Estos objetos son un punto importante de la corriente, ya que esta hace un fuerte énfasis en la unión entre belleza y la utilidad. Este es uno de los mensajes sociales que caracterizan al movimiento, algo que le ha valido el nombre de   Arte Social   en algunos sectores.   Se inspira, en parte, por una fuerte reacción contra la fealdad de la mayor parte del material fabricado, como mencionamos anteriormente, que fue dominando cada vez más vidas de las personas durante el transcurso del siglo XIX. El componente Social como característica del movimiento se aprecia con mucha fuerza en el proyecto de la “Exposición Internacional de Arte e Higiene popular” que unía el arte y las instalaciones públicas.

No es sorprendente que en algunos lugares, el nuevo movimiento fue rápidamente adoptado por los socialistas y los librepensadores como una manera de producir un estilo verdaderamente internacional para todas las personas, mientras que se opone ferozmente por la Iglesia Católica y los movimientos para conservar la moral tradicional.

Otra característica importante del Art Nouveau es la fuerte inspiración formal en la idea de la naturaleza como una fuente inagotable de ideas de diseño, especialmente  flora y fauna y, sobre todo la sinuosidad, la asimetría, líneas fluidas que los intentos de superar las estructuras rectilíneas estática de los años anteriores. Esta estrecha relación con la naturaleza  generó como arquetipos del movimiento elementos como: cortinas   sobrecargadas  con adornos, tapicería pesada y jardines interiores llenos de plantas verdes, finalmente dio paso a la necesidad de observar el mundo exterior. Toda la decoración se inspira a partir de las formas de las ramas, flores y hojas. La línea recta desaparecido para dar paso a los enredos de la enredadera y sólo se tolera una superficie plana si puede ser decorada con  marquetería, que represente un paisaje de flores. 

La ornamentación es otro punto clave en cuanto a las características estéticas del movimiento. La ornamentación está siempre viva, inquieta, y equilibra. Además a  diferencia de la ornamentación estática de casi todos los otros períodos estilísticos, de estilo art nouveau es siempre uno y el mismo tiempo en movimiento y en un estado de equilibrio.   En el fondo hay un esfuerzo para dominar el movimiento por medio de la armonía y equilibrio. 

Este énfasis en la ornamentación y el patrón lineal no es meramente decorativa.   Para los artistas del Art Nouveau la esencia del estilo era el contenido simbólico en el patrón ornamental. Los patrones ornamentales reflejan el optimismo y la fatiga que son simbolizados por dos movimientos, uno ascendente y otro descendente, que se presentan juntas en los sinusoides serpentina entre dos polos que atraen alternativamente.   “Este énfasis en el patrón energético y dinámico de las líneas se vio impulsado también por el resurgimiento del interés en el arte celta y la pasión en toda Europa y América por el arte japonés, especialmente en sus elementos decorativos, su exotismo y su concepción del espacio” (Madsen), Esto ofrecía inspiración artística para aquellos que desean alejarse de los convencionalismos del arte del siglo y encontrar formas de llevar la belleza visual fresco y con un propósito moral en una época cada vez más dominado por la ciudad industrial y la máquina.

Otra de las características estéticas más importantes es la aparición de la figura femenina. Las mujeres y los retratos de las mujeres son sorprendentemente frecuentes en esta corriente. La imagen más frecuente de la mujer en el Art Nouveau es una mujer sola como foco de atención, de modo que la figura o el rostro es una parte integral de la trama y de ella se deriva el resto de la trama, lo que genera piezas con mucha  fuerza e intensidad. Dentro de la característica de la aparición de la figura femenina podemos destacar una subcategoría que vendría ha hablar del poderoso sentido de la sexualidad presente en muchas obras especialmente en las de autores como Mucha, Beardsley o Klimt.

Es destacable la inmediatez de la mirada y la confianza en la postura de la mujeres de estas obras, que a pesar de su potencial sexual, no parecen objetos sino que respiran rectitud victoriana.  Su posición en las piezas como centro de atención y su relación con lo ornamental y la naturaleza crean una sensación de poder e independencia.

Para acabar con las características de este movimiento vamos a centrarnos en las variantes que se presentan en la arquitectura, ámbito que tiene un fuerte impacto a cause de que ha perdurado de una forma muy directa en el tiempo.

En este ámbito destaca el uso del hierro para desarrollar elementos estructurales y ornamentales, que son los símbolos arquitectónicos del movimiento. Cuando hablamos de arquitectura en Art Nouveau, se ha de pensar en un cuerpos de edificio muy dinámico con formas sinuosas y rítmicas, a menudo con esquinas redondeadas. Un claro ejemplo de esto es la arquitectura de Gaudí.

La arquitectura Art Nouveau expresa rechazo de los modelos convencionales de la historia    y un  retorno a la naturaleza. Otras características clásicas son, según Madsen: énfasis en la asimetría, los arcos aplanados y una tendencia a fusionar diferentes habitaciones, con el fin de crear un sentido orgánico de la división del espacio. La fachada es un factor importante es una superficie decorativa y suele presentar ornamentación floral en la base representando que el edificio nace de la tierra, reflejo de una de las caractersíticas básicas comentadas en esta entrada.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada